Antiqua Liquor, diseñando sabores

Algunos proyectos poseen un sólido grado de maduración ya mucho antes de cobrar forma administrativa como entes empresariales. Antiqua Liquor pertenece a este apartado de iniciativas por esa consolidación previa en las mentes de quienes lo impulsamos. Por ello contamos con ese valor añadido que proporciona el disponer de una experiencia previa en el sector.

 Antiqua Liquor nació pues ya con una misión, una visión y unos valores arraigados que le han permitido no sólo posicionarse firmemente en el mercado de licores sino que su presencia ha representado toda una novedad porque el producto es único, inclasificable, una notoriedad sensorial hecha licor para consumir en cualquier ambiente y circunstancia, en cualquier estación y celebración.

 Una mayoría de las materias primas que intervienen en la elaboración de los nueve licores  (mandarina, naranja, limón, café, menta, frambuesa, plátano vainilla y  canela) y las tres cremas (café y limón y mandarina) de Antiqua Liquor, se obtienen de los campos propiedad de una empresa que, emplazada en Vila-real, pretende proyectar su producto más allá de barreras geográficas.

 La singularidad que nos concede esa autonomía, nos permite un control absoluto de cada una de las fases del proceso productivo porque además las llevamos a cabo en primera persona, con conocimiento de sabores, olores, colores y texturas. De ahí que finalmente hayamos conseguido equiparar el producto resultante al que habíamos imaginado antes de iniciar nuestra andadura empresarial.

 Si elaboramos los licores artesanalmente se debe a nuestro compromiso con la pureza del producto final, porque entendemos que ese extra de mimo y de personalización lo aleja de lo convencional y lo acerca a lo exquisito.

 El hecho de inclinarnos por el modo artesanal para la fabricación de nuestros licores no convierte a Antigua Liquor en una empresa tradicional sino todo lo contrario. A través de nuestro espacio web, www.antiqualiquor.com, hemos tratado de aproximar al visitante, al usuario, al potencial cliente, no sólo toda nuestra gama de productos sino a nosotros mismos, a nuestra idiosincrasia como empresa.  Añadimos, además, la inmediatez en el suministro y una amplia variedad de sistemas de pago para comercializar los productos. Modernidad y tradición complementándose.

 No sólo perseguimos aumentar nuestra presencia en el mercado de bebidas espirituosas de una graduación media (27ª) sino que pretendemos erigirnos como un estandarte, como un referente de un sector en expansión que  estaba necesitado de una bebida con una receta que tiene poco de magia y mucho de conocimiento y delicadeza.

 Pero no nos conformamos con lo actual. Sin innovación no hay continuidad. Esa ambición mesurada nos impulsa al lanzamiento de nuevos productos sin abandonar la línea artesanal de elaboración  con el convencimiento de los que confían en sí mismos.

 Antiqua Liquor pretende que el boca a boca se convierta en la mejora arma propagandística de la excelencia de su producto. En ello trabajamos a diario.

.