Germán Carrizo

Lo dijo Quique Dacosta cuando, no hace un año, inauguró El Poblet en Valencia. El nuevo restaurante recuperaba el nombre y el espíritu de aquel de Dénia que el propio cocinero, partiendo de una marisquería-arrocería de altos vuelos, había convertido en santuario de la cocina vanguardista antes de darle su propio nombre. Sin embargo, se trataba de un nuevo proyecto y sus jefes de cocina, los argentinos Germán Carrizo y su esposa, Carito Lourenço, tenían la misión expresa de ofrecerle al público los clásicos de El Poblet de siempre, pero también la de desarrollar un estilo particular y la de incorporar sus propias creaciones. Con menos de un año de vida, el proyecto es ya una brillante realidad y en la carta de El Poblet conviven a partes iguales los platos históricos de Quique Dacosta con los de Germán Carrizo y Carito Lourenço. 

.