Macarena de Castro

Cuando echaba una mano en la hamburguesería de su familia, Macarena de Castro quería ser cualquier cosa menos cocinera y estudió Bellas Artes. Afortunadamente, descubrió otra visión del oficio en un congreso gastronómico y se apuntó a la Escuela de Hostelería de las Islas Baleares. Trabajó con Hilario Arbelaitz o con Andoni Luis Aduriz y pasó por El Bulli o por Arzak. “La Mallorquina”, como le apodan sus colegas, le ha dado la vuelta al negocio familiar y se ha convertido a sus 32 años en una de las cocineras más interesantes de España. La solidez profesional y la inquietud creativa se suman en la cocina de Jardín, para el que logró una estrella Michelin en 2012, a una apuesta por la despensa insular de temporada cuyas limitaciones suple con talento para transformar las espardenyas en palomitas, la piel de la anguila en angulas o las cabezas de las gambas en sobrasada.

.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Si lo desea puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar