Maridajes salados y dulces, con degustación, en la cata de Aceites Valdés

Enrique Valdés Amorós, que trabajó para Masía El Altet en Alcoy, es uno de los olivicultores de Beneixama que ha decidido envasar sus propias marcas con unas pretensiones más ambiciosas que las de la cooperativa local. Además de un aceite gourmet, elabora aceites de oliva aromatizados con manzana, romero o naranja.

Esas cuatro especialidades serán las protagonistas de la cata que Enrique Valdés ofrecerá en Gastrónoma, la Gran Cita Gastronómica que se celebra en Feria Valencia del 21 al 23 de septiembre. Además, junto con el cocinero Nuño Damián Alberto Picó, ofrecerá distintos maridajes salados y dulces con esos aceites que podrán degustar todos los asistentes: ensalada de escarola con bacalao y naranja para el aceite aromatizado con naranja, quesos de cabra fresco y de oveja curado para el Aceite Valdés Gourmet y para el de romero, montadito de morcilla y manzana para el aceite aromatizado con manzana e incluso un pastel de chocolate para aliñar con el aceite de naranja.

La cata-degustación de Aceites Valdés tendrá lugar el domingo 22, a la 1 de la tarde, en la Sala Valencia. La entrada es gratuita hasta completar el limitado aforo de la sala.

En Beneixama se dan las condiciones ideales para el cultivo del olivo y la elaboración de aceite, por la oscilación térmica que propician sus 600 metros de altitud sobre el nivel del mar y que favorece la maduración de los polifenoles —el desarrollo de los compuestos que aportan sabor y aroma— en connivencia con las bondades del cercano Mediterráneo. La mayor parte de su producción sigue comercializándose a granel, pero cada vez más agricultores locales, como Enrique Valdés, se lanzan a desarrollar sus propias marcas y productos.

 .