Óscar Montés

Su vinculación con la hostelería se remonta a la infancia y al bar que regentaban sus padres en su Requena natal. Ya entonces le gustaba estar detrás de la barra y sus primeros pasos en el oficio se centran en el servicio de sala, que es también lo que estudia en la Escuela de Hostelería de Castellón y lo que asume cuando abre el restaurante Fiesta en el 2000. Pero en 2005 decide dar un giro en su carrera profesional y estudia cocina en el CdT de Valencia para ponerse al frente de los fogones en su restaurante. Ha trabajado con Nacho Manzano en el Iberica Food Culture de Londres y ha viajado por distintas ciudades europeas con la Agencia Valenciana de Turismo representando a la cocina de su tierra, por cuyos productos —el vino, el cava, el embutido— apuesta sin reservas en las jornadas gastronómicas que promueve y en los platos de su carta.

.