Pepe Mendoza

A partir de la bodega que su padre creó durante los años 80 en L’Alfàs del Pi, Pepe Mendoza ha sido uno de los grandes artífices de la renovación del vino valenciano. Tras una apuesta pionera por las variedades francesas —cabernet sauvignon, merlot e incluso pinot noir— que cultiva en su finca de Villena, Pepe Mendoza se ha convertido en los últimos años en uno de los grandes valedores de la autóctona monastrell. Su forma de entender el vino juega en el viñedo sus principales bazas, incluyendo prácticas biodinámicas y ecológicas, y reduce el trabajo en la bodega una transformación meticulosamente respetuosa con la identidad de la uva —de cada variedad o incluso de cada suelo— que no excluye un calculado uso de barricas de distintos tipos y con robles de distintas procedencias. 

.